Antes de conocer el proceso de fabricación de los imanes de neodimio nos gustaría indicar algunos aspectos que consideramos importantes sobre este tipo de material de tierras raras, ya que podemos indicar que se trata de un material especial. Si lo combinamos con hierro o boro se pueden crear los imanes más potentes en la actualidad. Por otra parte, debido a su revestimiento con níquel y cobre, obtiene una superficie muy bonita de un color plateado, con lo que su uso en interiores es perfectamente compatible con la decoración del hogar. La fuerza de sujeción con la que cuenta es tan potente que nos permite su uso en espacios reducidos. Si lo comparamos con un imán de ferrita podemos decir que éste, un imán de las mismas dimensiones, es considerablemente más débil y su aspecto no es tan atractivo, si bien es cierto que su precio es mucho más económico.

bases de neodimio


¿Cómo se fabrican?

La fabricación de imanes de neodimio-hierro y boro (NdFeB) es complicada y requiere un gran trabajo. Esta aleación se realiza desde 1984 debido a diferentes procesos de investigación, de forma que desde ese momento se han ido construyendo imanes de neodimio con mayor potencia.

Para su fabricación se trituran con mucha intensidad y se funden al vacío los tres elementos: el hierro, el neodimio y el boro. La fórmula química de esta aleación es conocida de esta manera NdFeb.


La mezcla de hierro, neodimio y boro, y también de algún que otro componente, se deben triturar con mucha intensidad, tal y como hemos dicho, para luego fundir al vacío. Durante el proceso, los tres elementos, se magnetizan y se compactan hasta que generan una estructura sencilla, que habitualmente tiene forma de cilindro o cubo. Una vez se encuentra en esta situación es cuando se debe calentar al vacío para dejarlo enfriar en el tiempo. Lentamente. A partir de ahora la aleación empieza a tener una estructura cada vez más cristalina, lo que va a favorecer la magnetización posterior. Es en este momento cuando se forman los tamaños deseados. A este imán en bruto, que es como se le conoce, se le aplica, en este momento, un revestimiento con a base de cobre y de níquel que ayuda a que el imán no se oxide con facilidad y que su aspecto sea inmejorable.

Una vez hemos llegado hasta aquí, los imanes se deben poner en una bobina de carácter magnético por la que pasará una corriente durante un milisegundo que producirá un gran campo magnético por el cual los imanes se van a magnetizar, alineando en el campo magnético de la bobina, las moléculas y cristales.


Pues de esta forma es de la que en IMA realizamos los imanes de neodimio que puedes comprar. Un trabajo laborioso y de gran precisión que los hace ser uno de los imanes más potentes y de los que más éxito tienen entre nuestros clientes. Podrás encontrar diferentes variantes de este tipo de imán en función de tus necesidades. Bloques de neodimio, discos de neodimio, aros de neodimio, imanes de geometrías especiales y segmentos especiales. Cada uno de ellos con sus particularidades y específicos para un tipo especial de uso y de cliente. Algunos más estándar y otros, como los de geometrías especiales, realizado bajo demanda, realizados según las especificaciones concretas del cliente.

Como siempre te recomendamos que consultes con nosotros, que nos hagas llegar tus dudas o sugerencias, ya que podemos estudiar tus necesidades y bien recomendarte un producto concreto o bien por el contrario estudiar y realizar uno en particular para tu uso. Somos especialistas en imanes y podemos encontrar la solución más profesional para lo que tu necesitas. Consúltanos.