Durante años, los diferentes sistemas de fijación mecánicos utilizados en cualquier elemento o sitio, han cubierto múltiples necesidades, al mismo tiempo que evolucionaban y se iban mejorando. En la actualidad, se siguen utilizando, pero en más de un sector se ha evolucionado, buscando alternativas, para mejorar la sujeción y su seguridad.

Una de estas opciones, son los sistemas adhesivos o cierres reposicionables, como por ejemplo el Dual Lock. Son cierres muy parecidos al velcro, formados por un soporte flexible que contiene numerosos ganchos en forma de seta que se entrelazan entre ellos, cuando se presionan unos con otros. El sistema permite un buen agarre y fijación entre tejidos, como es el caso de los cojines en los asientos de los aviones, autobuses o en diferentes muebles. Es un método que permite unir y separar múltiples veces con facilidad, circunstancia que puede causar una pérdida de fuerza de sujeción con el paso del tiempo y del uso. Es decir, tiene un número de ciclos de apertura y cierre, limitado (aproximadamente 1.000 ciclos).

Dual Lock

También se utiliza en diferentes sectores industriales para sujetar piezas y elementos con diferentes tamaños y pesos. El operario debe ejercer la presión necesaria sobre el Dual Lock para obtener una correcta sujeción y quede bien fijado, sino podría causar una incidencia a corto plazo con las fijaciones y su remplazamiento.

A consecuencia de los distintos problemas que han aparecido con este producto, se ha investigado alternativas para mejorar las fijaciones y los distintos cierres. Es aquí, donde otros métodos y soluciones como los componentes magnéticos se empiezan a utilizar para solucionar los problemas en los sistemas de fijación.

Gracias a sus propiedades, los sistemas magnéticos aportan más firmeza y fuerza de sujeción para los equipos de fijación. En comparación con el Dual Lock, los imanes no tienen un número de ciclos de apertura y cierre limitados. Su fijación es totalmente invisible, ocultando todo el material magnético sin necesidad de mostrar velcros o railes.

Imanes IMA

La fuerza de sujeción mediante imanes es instantánea y no es necesario esperar un tiempo determinado para alcanzar su fuerza máxima. Estos equipos magnéticos son más resistentes a altas y bajas temperaturas, al mismo tiempo, que no se ven afectados por las superficies porosas, sucias y mojadas.

La fiabilidad que aportan los imanes en los sistemas de fijación y cierre, abre un gran abanico de posibilidades en tareas de montaje, sujeción, cierre, etc.

Nuevas funciones para el iman

En sectores industriales como en la automoción, los imanes son elementos esenciales en motores, sensores, altavoces. Pero cada vez más, los fabricantes apuestan por este tipo de materiales magnéticos para fijar y sujetar piezas dentro de sus productos, utilizándolo como una nueva aplicación.

Para comprar imanes o pedir información, no dude en contactar con nosotros.