En este artículo te vamos a descubrir que existen imanes que funcionan mejor en paredes que hemos pintado con una pintura magnética y otros que no son aptos. Sin embargo, antes de embarcarnos en esto, creemos de vital importancia, conocer qué es y para que se utiliza la pintura magnética.

 

¿Qué es y para qué se utiliza la pintura magnética?

Este tipo de pintura está recomendada para poder utilizar imanes directamente sobre la pared, de forma que evitemos utilizar clavos o tornillos. Con los imanes conseguiremos no dañar la pared ya que su colocación no requiera taladrar o utilizar un martillo.  Pero si estás penando que utilizar esta pintura te servirá solo para las paredes de tu casa, te equivocas. Con este tipo de pintura podrás pintar cualquier objeto que se te ocurra, desde puertas a estanterías. Lugares en donde quieras colocar objetos sin tener que hacer agujeros.

Para toda una habitación o solo para un espacio concreto puedes utilizar la pintura magnética. Esta te permitirá colgar tus objetos preferidos: fotos, mapas, las llaves de tu coche. Si los objetos que piensas colgar tienen un peso mayor quizás debas recurrir a la cinta adhesiva magnética, que se puede mover, poner y quitar, con la misma facilidad que los imanes.


pintura magnética


Imanes para utilizar con pintura magnética

Sin embargo, debes saber que no te servirá cualquier tipo de imán para colocar sobre la pintura magnética. Cualquier imán recubierto de acero o de ferrita no suelen funcionar bien. Debemos utilizar imanes que se adapten perfectamente, ya que debe haber un sistema que acople entre la pintura y el imán. Nuestra recomendación es la utilización de los imanes de neodimio. Pero no debes olvidar que cada imán es capaz de soportar un objeto, en función el peso y el volumen, además de sus componentes. Por este motivo debes asegurarte que utilizar imanes de neodimio grandes y potentes con capacidad de sujeción.

 

Puesto que la sujeción del imán sobre la pintura magnética es limitada y el peso de lo que queramos sujetar no puede ser excesivo, recomendamos aplicar varias capas de pintura a la superficie que vayamos a pintar. Deben ser como mínimo dos capas, pero lo ideal son cuatro, ya que cada una de ellas va añadir algo más del hierro en polvo con el que cuenta la pintura, haciendo que los imanes de adhieran con más fuerza.

 

Insistimos en que los metales de ferrita convencionales no son apropiados para poner sobre pintura magnética. La sujeción que estos alcanzan muchas veces no es suficiente para alcanzar la propia sujeción del imán, motivo por el que debeos evitarlos para este uso.

 

Cinta magnética

En IMA también recomendamos la utilización de cintas magnéticas para utilizar de forma sencilla y rápida. De forma inmediata y con resultados al instante. La recomendamos para superficies que no hayas pintado o para utilizarla en ocasiones puntales durante un período determinado de tiempo. La cinta magnética un material muy recomendado para su utilización durante un período de tiempo más corto. Para su uso en ferias, para presentaciones o para adornar un stand o escaparate. Estas cintas magnéticas están recomendadas para sujetar objetos no muy pesados.

 

En nuestra web podrás encontrar algunos ejemplos de cinta magnética con el que colgar sin necesidad de abrir agujeros. Entre nuestras recomendaciones está la cinta magnética CM1 isotrópica, la cinta magnética CM2 anisotrópica y la cinta magnética de Neodimio. Cada una de ellas, como podrás ver, es ideal para un tipo de superficies y para una funcionalidad concreta. Visita nuestra web y no dudes en ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier tipo duda al respecto.