Las manualidades son un mundo alucinante y que enganchan tanto a niños como a mayores. Realizar con nuestras manos objetos para decorar el hogar o nuestro lugar de trabajo o acometer pequeños arreglos en nuestro entorno es algo que atrae a mucha gente y que no sólo motiva, sino que logra relajarnos, en mitad de nuestras obligaciones cotidianas. Realizar manualidades está a la orden del día.


Las manualidades con imanes son cada vez más populares y, en este artículo, queremos contarte algunas de las manualidades que más están triunfando. Desde la utilización de imanes para decorar la nevera, hasta realizar composiciones para colgar cuadros. Con los imanes todo es posible. Personalizar tus lugares preferidos es lo que los hace únicos. La nevera es uno de los lugares que más posibilidades puede darnos. Aquí te contamos algunas de las opciones más divertidas que hemos encontrado para que todos tus amigos y vecinos hablen de ti. Si no quieres tener la nevera más aburrida de tu comunidad de vecinos estamos seguro que este artículo te hará sacar algunas ideas “locas”, con las que igual no te hubieras atrevido.


Toma nota y déjate llevar por la creatividad. Diferentes materiales -muy sencillos de conseguir- y unos pequeños imanes es todo lo que necesitas. Comenzamos:


  • · Una nevera única decorada por tus propios imanes. Con frutas y verduras, por ejemplo. Las piezas están hechas con cemento o yeso que se vierte en un molde -con él de los cubitos de hielo es muy interesante hacerlo- con la forma elegida, y sobre las que se pone un pequeño imán. Una vez seco solo hay que decorarlo.
  • · Cajas de metal en las que guardar cosas importantes. Si tienes latas que te gusten solo tiene que añadir en la parte trasera un imán, de forma que puedes conseguir un espacio extra donde guardar tus cosas.
  • · Letras para tu nevera. Realiza moldes en papel pluma o madera. Formar palabras o nombres que sean importantes para ti y añádeles en la parte trasera un trozo de imán. Es tan fácil que no pararás de cambiar los mensajes de tu nevera cada día.
  • · Maceteros en miniatura. Los puedes hacer con arcilla blanca y decorarlos con pintura o rotuladores. Hazlos pequeños para que puedas construir un jardín vertical de cactus. En la parte trasera un pequeño imán los sujetará a tu refrigerador.
  • · Decoración navideña para tu nevera. Si has paseado unos días por el bosque y has recogido piñas, ahora solo tienes que pintarlas y ponerles un imán que las sujete a tu nevera.  Si piensas que eres capaz de más navidad, puedes aderezar la decoración añadiendo a tus piñas un par de pompones que podrás fijar a tu nevera con un pequeño imán.
  • · Crea marcos de madera para colocar las imágenes más importantes. Con una pequeña sierra de marquetería y unas láminas de madera muy finita puedes crear el marco que más te guste y pintarlo. En la parte trasera un pequeño imán será suficiente para colocarlo en la nevera con tu fotografía favorita.
  • · Corazones para tu nevera de diversos materiales. Desde fieltro a cemento o yeso. Utiliza los moldes de los cubitos de hielo en forma de corazón. Son fáciles de usar y un éxito asegurado. Con un pequeño imán en la parte posterior puedes llenar tu nevera de amor.


Aunque nos hemos centrado en la nevera, sabemos que tu casa es un espacio donde tu creatividad tiene cabida y en donde puedes aportar tu granito de arena. Las paredes pintadas con pintura magnética pueden ser un lugar estupendo donde dar riendas sueltas a tu imaginación.