El sector de la alimentación es uno de los sectores más avanzados e industrializados de todos o, al menos, así sucede en los países más industrializados de Europa y América del Norte. Las técnicas que vemos en otras industrias como la automovilística con cadenas de ensamblaje tienen también su aplicación a las cadenas de producción de diferentes productos alimenticios de toda clase, desde carne y pescado hasta alimentos procesados como galletas y chocolatinas.

 

En todas estas fases del desarrollo de la cadena de producción, una de los roles fundamentales de todo este proceso lo desempeñan los imanes que se utilizan en el sector de la alimentación. Así, podemos ver que existen diferentes tipos según los resultados que se busquen, es por lo que en este artículo queremos explicar en qué consisten cada uno de ellos y cuáles son los usos exactos que se les dan.

 

Hay que destacar que la participación de los imanes en el sector de la alimentación viene de hace muchas décadas y va mucho más allá de esta breve lista; ya que se encuentran en prácticamente casi todas las máquinas que se utilizan durante el tratamiento o procesamiento de los alimentos como componente. Sin embargo, queremos destacar aquí los usos que se le dan a los imanes de forma particular citando y explicando algunos de los modelos de imanes para alimentación que tenemos en nuestro catálogo.

 

Parrillas magnéticas: Estos imanes del sector de la alimentación se emplean para depurar cualquier tipo de partícula que pueda haber en los alimentos de naturaleza granulada o polvorienta, como pueden ser, por ejemplo, harinas y arroces. Así, estas parrillas magnéticas pueden situarse en diferentes partes de la cadena de producción en función de lo que se busque; si bien normalmente estos imanes del sector de la alimentación se localizan a la entrada de tuberías, canales o tolvas eliminado el material férreo que pudiese haber.

 parrillas magnéticas

Filtros magnéticos: Al igual que las parrillas, los filtros magnéticos tienen un uso muy parecido, ya que su cometido es filtrar las impurezas magnéticas que pudiese haber a la salida de algún conducto.

 filtro magnético

Tambores magnéticos: En la industria alimentaria, además de los filtros y de los dispositivos encargados de eliminar o reducir las impurezas, también destacan los tambores magnéticos; encargados siempre de proteger las diferentes máquinas que intervienen en el procesado de los alimentos, su empaquetado o su tratamiento.

 tambor magnético

Placa especial P.E.F.: Este tipo de imán especial es empleado ampliamente en el campo de la alimentación. Se sitúa generalmente sobre una cinta transportadora o sobre canales inclinados para actuar mejor sobre los diferentes productos. Además, este dispositivo está hecho con imanes de ferrita de grandes dimensiones que producen un amplio campo magnético de gran fuerza. Estas placas especiales P.E.F. se utilizan sobre todo en la protección de molinos, de hileras y de cualquier tipo de maquinaria.

 placa magnética

Rodillos magnéticos: Es quizás el tipo de imán del sector de la alimentación más conocido de todos, ya que tiene una forma muy características. Los rodillos magnéticos suelen situarse en cadenas de producción y tienen por objetivo extraer las partículas de hierro que pudiesen circular por ella. Además, este tipo de imanes, por su alta demanda, vienen en una gran cantidad de medidas diferentes y, además, pueden ser encargados con medidas específicas para satisfacer cualquier tipo de necesidad especial.

 rodillo magnético

Como vemos, los imanes son una pieza fundamental de la industria alimentaria ya que juegan un papel muy destacado en garantizar la salubridad, la higiene y los estándares de calidad de los alimentos a lo largo de todo el proceso.