Como no todos los imanes sirven para lo mismo es siempre interesante conocer las ventajas y las condiciones donde un tipo concreto de imán se comporta mejor, de forma que, antes de realizar nuestra compra, podamos adquirir aquel que mejor se adapta a las necesidades y funcionalidades que esperamos. De la misma forma, antes de saber las utilidades de este tipo de imanes, creemos que debemos saber cómo son este tipo de imanes y las principales ventajas y desventajas que presenta. Sólo así estaremos lo suficientemente informados para poder acertar con nuestra elección.

 

Llamamos imanes inyectados a aquellos que han sido fabricados a través de polvos magnéticos de ferrita y también de tierras raras que previamente han sido incorporados en lo que denominamos termoplásticos, entre los que destacamos, sobre todo, poliamidas. Son un tipo de imanes mucho más resistentes a cualquier tipo de corrosión que aquellos materiales sintetizados. No debemos pasar por alto que se consiguen temperaturas máximas que se encuentran entre los 100 y los 120 grados centígrados.

 

Se puede inyectar o fabricar imanes en polímeros especiales plásticos con partículas que hemos incorporado de ferrita o de neodimio. Al hacerlo nos permitirá utilizar todas las posibilidades habituales de los modelos para plásticos para poder hacer diseños con formas y también con un tipo de magnetización especial. Todo realizado a partir de las necesidades del cliente.

 imanes inyectados

Los tamaños estándar de los imanes inyectados

Es por las diferentes posibilidades, únicas, que nos ofrece esta tecnología, por lo que no podemos hablar de unos tamaños estándar, y es también lo que nos permite personalizar al máximo al imán en función de las peticiones del cliente y de las necesidades en concreto de la aplicación que se le va a dar al mismo.

 

Entre las principales ventajas que podemos encontrar en imanes que han sido moldeados por inyección podemos destacar las siguientes: posibilidad de realizar formas y estructuras más complejas; son imanes que tienen una conductividad baja y también bajas corrientes de Foucault; son imanes con buena tolerancia y son más resistentes a saltar a la compresión en situaciones de servidumbre. La desventaja principal es que estos imanes van a tener un rendimiento magnético menor que aquellos que han sido realizados por compresión en condiciones de servidumbre. Esto ocurre porque la carga magnética es menor.

 

En la actualidad encontramos imanes moldeados por inyección en muchos usos cotidianos de los que muchas veces, no somos conscientes. Desde motores, a sensores, componentes magnéticos, etc.

 

Diseño personalizado según las necesidades del cliente

Nos gustaría destacar los imanes de Neodimio inyectados, ya que en la actualidad son los que más se utilizan y solicitan los clientes. Estos, además, son producidos usando el diseño y las necesidades especiales del cliente, por lo que tienen un uso exclusivo.

 

Los campos de aplicación de los imanes inyectados se encuentran principalmente alrededor del mundo de los elementos magnéticos de electrodoméstico, lavadores y motores, así como en el mundo de la automoción. En IMA fabricamos imanes plásticos para muchas empresas de diferentes ámbitos, como fabricantes de motores eléctricos, electrodomésticos o automoción. Se obtienen temperaturas máximas de entre 100ºC y 120ºC y que permiten solucionar las necesidades concretas de cada cliente. Nos encargamos de diseñar y elaborar la pieza que tú necesitas para tu proyecto.

 

Desde pequeños componentes a piezas mayores siempre diseñadas para una necesidad especifica de nuestros clientes. Con el diseño y las necesidades concretas para que tu proyecto sea todo un éxito.

 

Desde IMA estaremos encantados de ayudarte a solucionar todas tus dudas y preguntas. A resolver contigo las dificultades que te encuentre en el proceso de desarrollo, por lo que estamos siempre dispuestos a solucionar cualquier duda que puedas tener al respecto.